Las17 El Salvador

HISTORIAS LAS17

Mirian

Originaria de Morazán. En la escuela tuvo dificultades de aprendizaje y es analfabeta. A los 16 años convulsionó. En una evaluación psiquiátrica que le realizaron se determinó que podría sufrir un retardo mental leve.

Quedo embaraza a los 25 años en el año 2001. La autopsia especificaba que la muerte del neonato es indeterminada, no pudiéndose verificar si al momento del parto el neonato estaba vivo o ya había fallecido.

Por sus escasos recursos no pudo pagar un abogado y tuvo un defensor público. Fue condenada a 30 años de prisión. Lleva presa 13 años.

Maritza

Originaria de la Unión, tenía 30 años cuando ocurrieron los hechos, era madre de un hijo.

Cuando tenía un embarazo de 38 semanas, perdió al feto siendo procesada por homicidio agravado y condenada a 30 años de prisión. Sin embargo tal como se señala en la sentencia, uno de los jueces no estuvo de acuerdo con la condena y realizó un voto razonado de absolución, la autopsia no pudo determinar si el neonato había nacido vivo o muerto. Maritza está presa desde 2008.

Marina

Originaria de Cabañas, tenía 30 años cuando ocurrieron los hechos, cursó hasta 6° grado y se desempeñaba como niñera. Es madre de un hijo.

Tuvo un fuerte sangramiento en el Hospital de Sensuntepeque, le diagnosticaron que había tenido un embarazo de 18 semanas y que sufrió un desgarro perinatal. Fue denunciada por el personal médico del Hospital.

En el juicio el informe forense determinó que tenía 18 semanas de gestación, pero en la sentencia se expresa que el embarazo estaba de término, por lo que se le condena por homicidio agravado. En las pruebas psiquiátricas realizadas seis meses después del acontecimiento se le determino depresión post- parto. Uno de los jueces disintió de la sentencia al expresar que no se logró probar que ella estuvo en pleno uso de razón en ese momento cuando sucedió el hecho. Por mayoría fue condenada a 30 años de prisión, estando en la cárcel desde 2007.

Salvadora

Originaria de Cuscatlán, madre de dos hijos. El embarazo fue producto de una violación, según la psicóloga y lo hace constar el expediente.

Tuvo un parto prematuro extra-hospitalario en el que la criatura murió, sufrió desgarres grado II. Fue denunciada por personal del Hospital Nacional de Cojutepeque.

“Mientras era conducida para recibir asistencia médica agentes de la policía la interrogaban para sacarle declaración, incumpliendo el debido proceso y sin que Salvadora tuviera la asistencia de un abogado al que tenía derecho.”

El informe médico del ginecólogo determinaba que tenía un embarazo de 12 semanas, pero la autopsia del neonato asegura que era de 40 semanas. No pudo pagar un abogado y tuvo un defensor público. Fue condenada a 30  años de prisión. Esta encarcelada desde agosto de 2008.

Ena

Tenía 27 años cuando ocurrieron los hechos, cursó hasta 4° grado, madre de dos hijos.

Tuvo un parto extra hospitalario, expulsando al neonato en una letrina, este sobrevivió. Durante el juicio se presentaron informes contradictorios sobre el tiempo de gestación, el reconocimiento de medicina legal determina 20 semanas de gestación y el informe forense del neonato le determina que era de 40 semanas. Ella reconoció en el juicio su comportamiento, siendo condenada a 15 años por homicidio tentado o imperfecto. Actualmente tiene 30 años.

 

En octubre de 1999, parto extra-hospitalario en el lugar de trabajo. Fue trasladada por sus empleadores al Hospital de San Bartolo, donde la denunciaron. Posteriormente apareció el cuerpo muerto del neonato, determinando que murió por asfixia.

En el juicio no se determinó la edad de gestación del neonato, no se aportó ninguna prueba testifical o material de que Carmen tuviera una acción directa que pudiera causar la muerte del neonato. Está presa desde octubre de 1999.

Teodora

Originaria de San Salvador, 24 años cuando ocurrieron los hechos, curso hasta 9° grado, madre de un hijo.

Tuvo un parto prematuro en 2010, sin datos ni pruebas del periodo de gestación. El neonato murió y según el informe del Instituto de Medicina Legal, hay confusión pues expresa que fue por hipoxia perinatal, es decir, que dejó de respirar inmediatamente, durante o después del parto. En el informe forense se habla de indicios de asfixia mecánica y existencia de signos de asfixia por sumersión. No hubo pruebas de alguna responsabilidad en este hecho. Sin embargo fue condenada a 30 años de prisión. Actualmente Teodora tiene 29 años.

Guadalupe

En libertad

Originaria de San Salvador. Tenía 18 años cuando ocurrieron los hechos, curso hasta 4 ° grado. Soltera, empleada doméstica. Madre de un hijo.

Tuvo problemas obstétricos que provocaron el parto prematura a las 38 o 40 semanas, en el Hospital Nacional de San Bartolo el personal la denunció. Fue interrogada sin asistencia jurídica mientras estaba hospitalizada.

“Durante el juicio no se presentó ninguna prueba directa que estableciera de manera clara y precisa que Guadalupe hubiera realizado ninguna acción que condujera a la muerte del neonato, al cual se le realizó una autopsia que estableció de forma concluyente que la causa de muerte era indeterminada, no presentando evidencia externa ni interna de traumas”.

Marina

Originaria de Ahuachapán. Tenía 22 años cuando ocurrieron los hechos. Cursó hasta 2° grado, costurera. A raíz de una enfermedad tiene una grave lesión en una de sus piernas, por lo que tiene discapacidad física que le dificulta la movilidad.

En febrero de 2000, cuando tenía entre 38 y 40 semanas de embarazo tuvo un parto extra-hospitalario. En el Hospital de Maternidad,  la denunciaron a la Fiscalía General de la República. No existe conclusión de la muerte del neonato, ni si alguien se la provocó. Tuvo un defensor público fue condenada a 25 años de prisión.

Mirna

En Libertad

Originaria de San Salvador, casada, madre de  un hijo. Cursó hasta 4° grado.

En mayo de 2003, tenía 36 semanas de embarazo, tuvo un parto precipitado, en una letrina, fue llevada al Hospital. La ginecóloga afirmó que el parto fue prematuro y que había sido un parto precipitado extra-hospitalario. La neonata letrina sufrió daño leve al caer, pero no murió. Sin embargo, fue condenada a 12 años y seis meses de prisión por homicidio en grado de tentativa. Mirna lleva presa desde mayo del 2003.

Cinthya

Originaria de la Liberta, tenía 18 años cuando ocurrieron los hechos en 2008.

Según ella narra, estaba de ocho meses de embarazo, tuvo un parto precipitado y tuvo que atenderse ella misma. “La criatura salió con el cordón umbilical enrollado al cuello, ella con una tijera intento cortarlo, hiriendo a la criatura, no recuerda qué pasó. Después la llevaron al hospital.

Tuvo un defensor público. Una prueba psicológica que se le realizó un mes después de los hechos manifiesta que en ese momento todavía se encontraba con una fuerte depresión y riesgo de suicidio, lo que hace suponer que pudo padecer un trauma depresivo post parto. Fue condenada a 30 años de prisión. Está presa desde mayo de 2008.

Verónica

Originaria de Ahuachapán tenía 19 años cuando ocurrieron los hechos. Estaba soltera y es analfabeta. Trabajaba como empleada doméstica.

Estaba embarazada de 36 o 38 semanas, producto de una violación y tuvo un problema obstétrico por el que tuvo un parto prematuro. Fue denunciada por sus patrones que la llevaron al Hospital de Chalchuapa. Los diversos informes médicos y forenses no coinciden en el periodo de gestación en el que se, uno dictamina 16 semanas de embarazo, otro 18 y el informe de Medicina Legal afirma que el feto era de 36 semanas. Tuvo un defensor público. Siendo condenada a 30 años de privación de libertad.

Alba

Originaria de La libertado. Tenía 21 años cuando ocurrieron los hechos en 2009. Analfabeta. Madre de dos hijos y estaba a cargo de una hermana enferma.

Tuvo un parto precipitado y extra-hospitalario y se desmayó, cuando despertó le llevó el neonato a una vecina, que afirma respiró durante media hora y luego dejó de hacerlo. Antes de enterrarlo llamaron a Medicina Legal. Fue acusada de ser la causante de la muerte del neonato. Fue condenada a 30 años de cárcel.

Johana

Originaria de Quezaltepeque. Tiene dos hijas menores.

En 2008 estando embarazada de unas 28 semanas tuvo una caída, luego sintió deseos de hacer sus necesidades fisiológicas donde tuvo un parto prematuro, el neonato al caer sufrió golpes y contusiones. Johana sufrió un desmayo y no recuerda con claridad qué sucedió.

Fue acusada de intento de homicidio, el Ministerio de Salud, manifestó que: “según su experiencia que había sido accidental porque se había caído y eso le pudo provocar el parto y sentir la necesidad de hacer sus necesidad, es normal”. La condenaron a 15 años de prisión por homicidio tentado. Johana está guardando prisión desde el año 2008

Evelyn

Originaria de La libertad. Tenía 22 años cuando ocurrieron los hechos. Vivía en un cantón de La Libertad. Cursó hasta  6° grado, jornalera agrícola. En su familia se habían dado antecedentes de trastornos psiquiátricos. Madre de un hijo.

Su compañero de vida le pedía abortar. Tuvo un parto precipitado extra hospitalario, tuvo un trastorno mental transitorio, en esas circunstancias su hijo recién nacido murió.

Fue juzgada y el informe de una psicóloga del Instituto de Medicina Legal afirmaba que “se advierte presencia de un trastorno mental orgánico al momento de los hechos, ya que se encontraba la evaluada en estado puerperal (había dado a luz hace pocas horas), considerando un trastorno mental transitorio que puede revelar secuelas que presenta características de una personalidad que corresponden a personas que han crecido en ambientes hostiles y abusivos”. Fue condenada por indicios y conjetura a 30 años de privación de libertad. Está en prisión desde 2010.

María Teresa.

En Libertad

Originaria de San Salvador. Madre de un hijo. Tenía 29 años en el 2011 y afirmó no saber que estaba embarazada.

Tuvo un parto prematuro extra-hospitalario en una letrina, el neonato falleció. Tuvo un fuerte sangramiento y en el Hospital Primero de Mayo del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, donde fue denunciada que se había provocado un aborto.

La autopsia definió que la muerte del neonato fue por asfixia perinatal y el Juez interpreto ese diagnóstico como muerte provocada por una agresión; la asfixia perinatal puede tener diversas causas naturales en el momento anterior o posterior al parto. Se obligó a la acusada a confirmar su embarazo desde enero de ese año, el juez considera que el embarazo duro 11 meses. Fue condenada a 40 años de prisión. Estaba en la cárcel desde noviembre de 2011 hasta mayo de 2016 donde se anuló su sentencia tras haber pasado 5 años en prisión.

María

Originaria de San Salvador. Tenía 23 años cuando ocurrieron los hechos. Es madre de un hijo.

En mayo de 2010 tuvo un parto prematuro  extra-hospitalario en el baño de la casa donde trabajaba. Perdió mucha sangre por lo que el personal médico que llegó a atenderla, diagnosticó que la criatura estaba muerta. Posteriormente fue trasladada al Hospital San Bartolo, donde fue denunciada.

Se realizaron dos informes psiquiátricos en los que se manifestaba la posibilidad de que se hubiera dado una depresión post-parto o un brote psicótico. Fue condenada a 30 años de privación de libertad. Guarda prisión desde mayo de 2010.