Las17 El Salvador
OPINIÓN

Las irregularidades en el caso de Evelyn

Para los interesados en leer mi publicación, me gustaría hablarles de una joven de 19 años llamada Evelyn Beatriz. El 6 de abril de 2016 ella vivió una de las experiencias más traumáticas por las que podría pasar una mujer, pues tuvo un parto extrahospitalario; debido a complicaciones de salud, su madre la traslado a un centro hospitalario para que fuera atendida. Los médicos notaron la peculiaridad de la situación y decidieron acudir a las autoridades para que pudieran hacer las diligencias necesarias en torno a lo sucedido. En horas de la tarde, agentes policiales se dirigieron a la casa de la joven y encontraron en el baño de fosa séptica del hogar, lo que parecía un bulto, de una manera poco convencional e incluso perjudicial decidieron sacar dicho “bulto” el cual resultó ser el cuerpo de un bebe. Hasta el momento este es un breve resumen de los hechos.

Soy una persona que se encuentra totalmente a favor del aborto, pero también me gusta creer que soy una persona que toma decisiones imparciales y objetivas. Tuve la oportunidad de asistir a la vista pública en la cual se acusaba a Evelyn por el delito de Homicidio Agravado. Desde el inicio de la audiencia el panorama se veía bastante difícil. Lo dicho por testigos y peritos evidenciaba las muchas incongruencias en el caso, entre lo mencionado y lo que verdaderamente tenía valor probatorio.

Algunas personas me han preguntado a raíz del caso que si consideraba culpable o inocente a Evelyn, pues de alguna manera creo que mi opinión sobre eso resultaba un tanto irrelevante. Pero no quiero mentir y decidir que no considere ambas posturas, que incluso llegué a crear en mi mente diversos escenarios de lo que pudo haber ocurrido; pero las dudas eran demasiadas; incluso me atrevería a decir que podrían llegar a confundir a los mismos expertos, que no había manera alguna de comprobar la inocencia o culpabilidad de Evelyn con las pruebas obtenidas, puesto que había existido una completa manipulación de la escena del crimen y una obstrucción de la justicia.

Me di cuenta después del caso que son ciertas las palabras que muchas veces ha mencionado uno de mis catedráticos, y es que no se puede emitir juicios definitivos sobre algo que no se conoce a ciencia cierta, sobre algo que no se ha presenciado en su totalidad. No quiero sonar contraria a mis principios, pero no siento que el caso en sí estuviera manchado por el sexismo o por la discriminación hacia una clase social, más bien me parece que estuvo manchado por la negligencia de las autoridades, que lo único que hicieron fue perjudicar la vida de una persona, ya que ni siquiera existe una verdadera certeza jurídica de lo sucedido.

En vez de parcializarme por una de las causas que más defiendo, como es el aborto, que cabe mencionar no fue lo sucedido en este caso, me gustaría decir que a mi juicio, la sentencia en la cual condenaron el día de ayer a Evelyn a 30 años de cárcel, no fue apegada a Derecho, porque no hubo consideración a lo que se conoce como “in Dubio Pro Reo”, que en otras palabras significa que en caso de duda razonable sea lo más favorable para el reo. Me parece incoherente que se presuma que lo más favorable para esta chica es pasar 30 años, los cuales ni ha vivido, detenida en un centro penitenciario para supuestamente reformarse de un delito del cuál no hay certeza que sea culpable o incluso inocente. No podemos presumir los delitos, ni menos intentar comprobar con “chismes de colonia”, ni tampoco poner aspectos subjetivos sobre lo sucedido. Aquí se necesita la verdadera comprobación con, valga la redundancia, pruebas obtenidas de manera legítima.

Si bien como ya mencioné el caso de Evelyn fue un parto extrahospitalario y no un aborto, esto demuestra lo criminal y excesivamente punitivo que es nuestro sistema judicial en situaciones similares a la que pasó esta chica. Yo me siento cansada de que ocurra esto, de ese conservadurismo en torno a esta temática. Qué importa si nosotros creemos que ella es inocente o no, mientras exista una duda razonable, ella no debería estar pagando una pena por un delito que no puede ser comprobado.

Si a usted no le interesa la temática, al menos pida un sistema justo, equitativo y siempre en favor de la búsqueda de la verdad, porque solo así se puede lograr un verdadero cambio en este país.

Sé que Evelyn no está ni estará sola, que los que la apoyaron desde un inicio estarán ahí y también los que ahora nos sumamos a su lucha, y no solo por ella sino por todas las mujeres que están viviendo una situación similar.

Ileana Mijango

Publicado en ContraPunto