Las17 El Salvador
NACIONALES

Otorgan libertad provisional a mujer acusada de aborto

Esta es la primera vez, según organizaciones, que mujer señalada de haber cometido aborto se le otorgan medidas sustitutivas

El juez Eliseo Rodríguez del Tribunal de Sentencia de Sonsonate dictó libertad provisional para Flor Arely Sánchez, una mujer que tras sufrir un parto prematuro fue llevada a un hospital y del nosocomio pasó a la cárcel y está siendo juzgada por homicidio agravado, por lo cual podría enfrentar una condena de hasta 40 años de prisión.

 

 

Arely, quien este 18 de abril se reunirá con su familia, pasó ocho meses las bartolinas de la Policía Nacional Civil (PNC) en Sonsonate. La audiencia condenatoria contra Arely estaba prevista para el pasado 18 de marzo, sin embargo fue suspendida y reprogramada para el próximo 11 de mayo.

Arely tiene 35 años y es madre de cinco hijos de 20, 17, 15, 8 y 7 años de edad. Los abogados de la mujer tras la suspensión de la audiencia decidieron presentar una petición formal al juez para que Arely espere la audiencia de mayo en libertad provisional.

Dennis Muñoz, abogado y miembro de la Colectiva Feminista, dijo que el martes 12 de abril fue la audiencia en la que el juez otorgó “medida sustitutiva con efecto suspensivo”, según explicó Muñoz, esto es que después de la decisión del juez la Fiscalía General de la República (FGR) tenía la oportunidad de apelar en un plazo de tres días, sin embargo no lo hicieron, por lo que este lunes Arely estará en libertad.

Muñoz señaló que Arely deberá ir a firmar periódicamente al juzgado y tampoco podrá salir del país; adicionalmente, los abogados deben verificar donde se encuentra su defendida y deben presentarse a firmar al juzgado, “esto es inusual, pero vale la pena por su libertad”, dijo Muñoz.

Morena Herrera, de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Ético, Eugenésico y Terapéutico  en El Salvador, que la decisión del juez ha demostrado que “la prisión inmediata para estas mujeres es injusta, el juez ha tenido a bien reconocerlo, porque cuando se niega o se impone la prisión preventiva es porque se prevé que puede haber reincidencia, y en este caso esa amenaza no existe”.

Herrera dijo que esta es la primera vez que en un caso como este la Agrupación consigue libertad para una mujer con medidas sustitutivas.

Sobre el caso de Arely

Según el relato de la Colectiva Feminista, Arely, después de estar tres días enferma decidió irse a bañar al río en las cercanías de su casa pensando que eso levantaría sus ánimos, sin embargo lejos de mejorar su estado de salud, este empeoró  con el parto prematuro que sufrió. Cayó al suelo inconsciente.

Su hijo mayor, de 20 años de edad, al percatarse que había pasado mucho tiempo de la ausencia de su madre fue a buscarla y la encontró desmayada. De inmediato buscó ayuda y la bajaron en una hamaca hacia la calle principal y luego la llevaron al centro de salud más cercano.

La mujer no reaccionaba, Mardoqueo, su primer hijo, asegura que fue una enfermera la que la atendió y fue ella quien la refirió al hospital de Sonsonate, donde los doctores determinaron que había sufrido un aborto y llamaron a la policía. Fue así que pese a que Flor yacía en coma fue esposada a la cama del hospital acusada de aborto consentido y propio. Ahora ella está siendo juzgada por el delito de homicidio agravado.

Paralelo al traslado de Flor al hospital, vecinos de ella encontraron a una bebé aún con vida y con su cordón umbilical, relacionaron todo y entendieron que era de Arely. La niña fue trasladada al hospital de Sonsonate y luego al Hospital de Niños Benjamín Bloom donde, días después, murió según consta en el expediente judicial por “inmadurez fetal”.

Arely, madre de otros cinco hijos, no tuvo la oportunidad de relatar su historia antes de ser llevada a las bartolinas. Uno de los hijos de Arely dijo en su defensa, el pasado el 18 de marzo, que era necesario ver que son varios hermanos y que si su madre fuera culpable “nosotros estuviéramos aquí”.

 

Publicado en ContraPunto