Las17 El Salvador
COMUNICADOS

Seis expertos de la ONU hacen un llamado al Estado salvadoreño.

El pronunciamiento de los expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la injusticia cometida contra Las 17 mujeres encarceladas por no poder llevar a término sus embarazos deja en evidencia las leyes del siglo pasado que siguen rigiendo y perjudicando los derechos y la vida de las mujeres salvadoreñas.

Como bien señalaron los expertos “La decisión de El Salvador de indultar a una mujer condenada por homicidio agravado después de sufrir un aborto involuntario debe marcar un punto de inflexión para que las autoridades revisen las sentencias contra todas las mujeres que se encuentran en prisión por complicaciones relacionadas con el embarazo”. Lo cual, es una oportunidad para intentar resarcir el daño causado en la vida de Las 17, y de todas aquellas mujeres que han visto afectada su vida y salud física y mental debido a las consecuencias de la absoluta penalización del aborto. Además, permitiría al Estado salvadoreño ser congruente con el marco internacional de Derechos Humanos.
El caso de Guadalupe, quien sufrió un aborto involuntario a los 18 años tras haber sido violada y fue condenada a 30 años de prisión en febrero de 2008, no solamente tiene la trascendencia de ser el primer indulto concedido a una mujer en la historia jurídica salvadoreña. Sino que también, es el resultado de un análisis jurídico realizado por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que en pleno ha considerado que existen razones poderosas de igualdad y justicia para otorgar el indulto. Lo cual, también es aplicable para otros casos de las otras 15 solicitudes de indulto restantes. Además, sería la primera vez que la CSJ en pleno salvadoreña reconoce que hubo graves  inconsistencias en la sentencia emitida contra una mujer acusada de aborto y condenada por homicidio agravado a 30 años de cárcel.

Añade también que una enmienda constitucional de 1998 estableció que la vida comienza en el momento de la concepción, lo que ha llevado a que mujeres que han tenido complicaciones durante el embarazo sean a menudo acusadas de homicidio agravado, lo que conlleva a penas más severas, y al estigma injustificado relacionado con su situación.

Este histórico pronunciamiento reafirma que quienes hemos luchado, respaldado y confiado en la inocencia de Las 17 nos basamos en argumentos que comulgan con el Marco Internacional de Derechos Humanos. Y en especial, da la certeza a los 43 diputados y diputadas que votaron en favor de libertad para Guadalupe de que esta lucha es justa. Y que la vida y salud de las mujeres debe ser defendida y respetada por el estado salvadoreño. Pues, como dijo Ban Ki-Moon secretario de las Naciones Unidas, durante su visita a El Salvador: -“No se debe criminalizar a las mujeres por cuestiones de salud”.

Además, confirma que aquellos y aquellas que rechazan la libertad de Las17 lo hacen desde un sistema de prejuicios, estereotipos de género. Y desde su “moral” y los dogmas religiosos señalan y acusan a mujeres jóvenes, que viven en situación de pobreza.
Finalmente, la preocupación reiterada respecto a los casos de las 17 mujeres que solicitaron el indulto, las sanciones desproporcionadas y las violaciones al debido proceso que enfrentaron Las17, según dijo el Grupo de expertos, hacen urgente y necesario que  El Salvador revise su ley de 1997 sobre el aborto y se termine dichas injusticias.