Las17 El Salvador
#SalvemosAImelda

Carta para los jueces del Tribunal de Sentencia de Usulután

Licda. Claudia Palacios

Lic. Maclin Portillo

Lic. Hugo Noé García

Jueces del Tribunal de Sentencia de Usulután

Presentes

Excelentísimos jueces, reciban un cordial saludo y deseos de éxitos en sus labores.

Por medio de la presente nos dirigimos a ustedes para exigir la libertad de Imelda Cortez, joven de 20 años de edad, originaria de Jiquilisco, municipio rural del departamento de Usulután, El Salvador. Desde los 12 años, Imelda enfrentó violencia sexual por su padrastro, un hombre quien ya suma 71 años. Producto de esas violaciones, quedó embarazada; y, en abril del 2017, sufrió un parto extrahospitalario; sin embargo, fue acusada de homicidio en grado de tentativa y desde entonces se encuentra privada de libertad.

Como organizaciones que luchamos por los derechos humanos, nos pronunciamos este 25 de noviembre en contra de la Violencia de Estado que ha recibido Imelda, pues no se le permitió llevar el proceso en libertad. A pesar de no haber pruebas ni evidencia científica que sustente las acusaciones en su contra, ella sigue este proceso judicial que la mantiene alejada de su familia y en condiciones precarias en el centro preventivo y de cumplimiento de penas en San Miguel. Imelda lleva 19 meses detenida debido a que se suspendió su audiencia preliminar en siete ocasiones; y, la audiencia de sentencia que estaba programada para el 12 de noviembre también se canceló y se reprogramó para el 17 de diciembre.

Imelda no puede continuar detenida por un delito que no cometió porque esto constituye una grave violación a sus derechos humanos; y, violencia contra la mujer por parte del sistema de justicia y del Ministerio Público. Es por ello que, con todo el respeto que nos merecen, exigimos la libertad de Imelda en la audiencia de sentencia del próximo 17 de diciembre, ya que no hay sustento científico para acusarla y porque ella es inocente. Todo este proceso se ha basado en prejuicios machistas ya que no se ha presentado ninguna prueba que incrimine a Imelda. Y esto, precisamente constituye violencia contra la mujer y sienta muy mal precedente para el sistema de justicia de nuestro país.

Sin más que agregar, nos despedimos

A %d blogueros les gusta esto: